Dornbracht y Can Bordoy: agua en su forma más glamurosa

«Recuerda que, al principio, serás la única persona que cree en tus ideas. Los visionarios son personas solitarias antes de ser reconocidas. Sin embargo, al final, son personas a las que admiramos» Estos versos, que pertenecen al manifesto de valores de Can Bordoy, nos llegan a la memoria cuando leemos sobre la historia de Helmut Dornbracht, quien en 1969 dio un paso decisivo para el mundo de la grifería al crear la primera colección que además de funcionalidad ofrecía diseño y tecnología, revolucionando para siempre el concepto de los baños. «Al principio se reían de nosotros» confesó Helmut. Años más tarde, reconocidos como la primera grifería de lujo, nos reunimos con su director de marketing en España, Esteve Barenys que nos descubre el agua en su forma más glamourosa.

Dornbracht, al igual de que Can Bordoy, ha ejercido una gran influencia en el mundo de la arquitectura, el diseño y el concepto de lujo. Háblanos sobre esto

Desde el principio Dornbracht ha apostado por esta relación bidireccional con el mundo de la arquitectura y el interiorismo, tanto nutriéndose de las tendencias en arquitectura e interiorismo a la hora de diseñar los productos, y a la hora de buscar soluciones, como también en cómo estos productos y estas soluciones ayudan al arquitecto a desarrollar sus proyectos. La última colección que hemos lanzado que es VAIA, por ejemplo, en el lanzamiento nos hemos apoyado en cuatro arquitectos e interioristas internacionales, uno de ellos es Neri & Hu, que tiene gran reconocimiento, dándoles una pieza nuestra de grifería y ellos han desarrollado todo un concepto de baño y de selección materiales que encajaban con esa pieza. Hemos conseguido ofrecer estas soluciones o fuentes de inspiración a arquitectos e interioristas que usan nuestros productos.

El manifesto de valores de Can Bordoy reza, en uno de sus versos, que «al principio, los visionarios, están solos» Algo similar le ocurrió a Helmut Dornbracht, fundador de la marca cuando afirmó que «Al principio, se reían de nosotros, luego se nos reconoció como la primera grifería de lujo”

En 1969 sacamos la primera colección de grifería, Edition 2000, orientado a un público que buscaba producto más premium. Hasta entonces la grifería era un producto meramente funcional y en ese momento se apostó por dar este paso adelante en el mundo del baño. En ese momento nadie lo tomó en valor pero luego se demostró que ese paso fue acertado. Otro momento clave fue en los 80, cuando los factores de tecnología, de uso y de funcionalidad ya estaban perdiendo un poco de peso y se apostó por productos de diseño. Dornbracht presentó la colección Domani, de la mano de Estudio Siger, que es el estudio que hace el diseño de todos los productos, y esa colección fue la primera que además de funcionalidad y tecnología también apostaba por el diseño. Es una colección muy icónica, pues es la primera que apuesta claramente por un producto de diseño, en un momento en el que nadie apostaba por algo así y a partir de ese momento el diseño ha estado presente en todos nuestros productos, más allá de la funcionalidad y tecnología.

De la misma forma en la que Can Bordoy recupera tradiciones y estilos de otra época, vosotros os inspiráis en arquetipos y funcionalidades que pueden parecer anticuados y los reinterpretais (como el caso del mezclador de manitas). Esta renovación de lo clásico, ¿es una de las claves de vuestro éxito?

Apostamos por productos atemporales. El diseño de nuestros productos se basa en cinco pilares. Lo llamamos las cinco P, presentes en todos nuestros productos. Precisión, performance, proporcionalidad, progresividad y personalidad. Estos cinco factores, que están relacionados con cómo el agua sale del grifo, con que cada colección tiene una personalidad concreta, con que son productos temporales que no responden a modas… Estos cinco principios de diseño y la innovación tecnológica, son los dos pilares en los que Dornbracht se apoya a la hora de fabricar un producto.

¿Cómo nace vuestra colaboración con Can Bordoy?

Desde el principio tanto Ohlab, como la propiedad, tenían muy claros sus objetivos en el proyecto de Can Bordoy y nos vieron como un claro partner. Digamos que Can Bordoy y Dornbracht estaban destinados a encontrarse el uno al otro. Ambas partners hemos hecho una gran apuesta por nuestra mutua colaboración.

En las habitaciones hemos instalado la colección más existosa de Dornbracht. Tiene 25 años y sigue siendo las más demandada. Sus acabados especiales hacen que encaje a la perfección con Can Bordoy.  En el spa, hemos instalado las duchas más top que tenemos, además de su diseño también ofrecen sensación y tratamiento.

Can Bordoy, está comprometido con el entorno en el que se erige su edificio y siente un profundo respeto por la naturaleza que lo rodea. Vosotros también habéis desarrollado una sólida concienciación por el uso responsable del agua, como elemento vital. Háblanos sobre vuestros proyectos de sostenibilidad.

Dornbracht está altamente comprometida con el medio ambiente y esto se refleja tanto en los materiales que usamos para fabricar los productos, elaborados con material 100% reciclable, y en el uso de una aleación de latón que no contiene plomo, con el que evitamos que el plomo entre en contacto con el agua. En el proceso de fabricación hemos conseguido reducir un 70% del agua que se usa para fabricar los productos y además las duchas de gama más alta hacen un uso totalmente racional del agua la cantidad de la justa para conseguir el efecto que estamos buscando.

Estamos presentes en todo el mundo. Tenemos oficinas es Asia, EEUU, en Europa… Pero damos servicio a todo el mundo.

El agua, no es sólo un bien preciado que se debe usar con responsabilidad para vosotros. Sino que lo habéis elevado a la categoría del lujo, fusionando ese empleo sostenible con auténticas formas de arte coreografiado que está presente en la forma de fluir y caer del agua en las piezas Dornbracht. Hablános sobre ello.

Dornbracht se caracteriza por las distintas salidas de agua que puede ofrecer. Nuestras duchas emulan los efectos del agua en la naturaleza. Nuestros productos se dividen en tres familias que son: AquaPressure, Bliss, Kneipp.

Aqua Pressure es un sistema de presión de agua basado en la medicina china tradicional y en los puntos de presión, Kneipp es una terapia que se basa en los elementos con agua fría y agua caliente donde la aplicación de agua caliente relaja los músculos y la aplicación de agua fría mejora circulación, estira la piel, reduce arrugas… Estos contrastes de agua fría y caliente nos transportan hasta un estado de relajación mental que invita al cuerpo a calmarse.  Estos elementos de salida de agua: cascadas, efecto lluvia, chorros, agua a presión… Lo que hacen es emular los elementos de la naturaleza.

Bliss y sus productos, recrean los efectos y beneficios de la meditación en la piel. La última ducha que hemos lanzado al mercado, Aquamoon, que tiene 4 salidas distintas de agua que generan el efecto de estar en un bosque o en una selva: tienes el efecto lluvia con el que caen las gotas de forma aleatoria y no sabes de dónde están cayendo. Con ella también tienes una cascada de 360 grados que provoca la sensación de que te estás dando un baño pero dentro de una ducha.

Print Email
We use cookies to deliver you the best experience. By browsing our website you agree to our use of cookies. Learn More